Por Macarena Iglesias Gualati

Portugal, la vieja dama

“ Lisboa es sensorial… Caminen, saboreen, miren, oigan, sientan. Es así como hay que descubrir esta ciudad, que es una vieja dama celosa de sus secretos… Su encanto es su decadencia.” dijo Vlado, un chico guía argentino con el que caminé gran parte de la ciudad. Si hay algo que me gusta de escribir un…

Ver más